Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

La Unión Profesional de Guardias Civiles exige que se depuren responsabilidades

Asturias Liberal, 2004-04-11

El miércoles 3 de octubre -en el chat "Diálogos en Libertad- Jaime Ignacio del Burgo contestó a varias preguntas que le formularon lectores de www.libertaddigital.com. El diputado navarro es portavoz del Partido Popular en la Comisión que investiga la masacre de Madrid. Por su interés, reproducimos y comentamos tres de sus más interesantes respuestas.

P: ¿No cree que la Comisión del 11-M debería haber empezado una vez concluido el sumario del juez Del Olmo?

R: Tal vez sí, pero si no llega a ser por su existencia a estas alturas sabríamos muy poco del 11-M. A pesar de los obstáculos, de la ausencia de comparecencias esenciales y de la negativa a suministrar a la Comisión documentación relevante, lo cierto es que hoy tenemos muchísima información que sin duda está influyendo en la actividad investigadora del Juzgado, por lo menos así lo espero.

Lo que espera del Burgo, lo esperan también todos los españoles de buena voluntad. Sólo gracias a la Comisión hemos conocido -nosotros y el juez- las contradicciones en las que incurrieron tanto el coronel Hernando como sus agentes. El sumario del 11-M es la madre de todos los sumarios. Muy probablemente, pasarán más de 18 meses antes de que del Olmo pueda concluirlo. No olvidemos que la Comisión de Investigación se constituyó porque la pidió el Partido Popular. El PSOE no la quería. Preferiría que nadie entrase jamás en las decenas de agujeros negros que envuelven la barbarie que les llevó al poder. A nadie más que al partido del Gobierno le convendría que el asunto se enfriase. Sin embargo, ya es muy tarde para intentar que no sean millones los españoles que hoy pregunten por lo inexplicable. Las investigaciones del diario El Mundo han calado en gran parte de la sociedad española. Pedro J. Ramírez liberó a 10 de sus mejores periodistas para que investiguen todo lo que rodea el brutal atentado. El 22 de noviembre, José María Aznar comparecerá en la Comisión; siete días más tarde, lo hará Zapatero que, tratará de silenciar con su presencia lo que hasta ahora son únicamente sombras, rumores y sospechas. Pero no lo conseguirá. Sin duda, antes de su comparecencia nos enteraremos de…llamémosles…muchas más… “coincidencias”.

P: ¿Se puede confirmar ya, sin ninguna duda, que tanto los explosivos de los islamistas y la furgoneta de ETA salieron el mismo día y con dirección al mismo lugar? ¿Esto es un indicio, o es ya un hecho, una prueba?

R: No existe, hasta este momento, ninguna prueba de la conexión entre ETA y los islamistas para cometer los atentados del 11-M. Sin embargo, existen ya numerosos datos a tener en cuenta que exigirían una investigación rigurosa y transparente por parte del Ministerio del Interior, bajo tutela judicial. Las "coincidencias" en todo este asunto son ya demasiadas. Sin embargo, el ministro del Interior afirmó en la Comisión del 11 M que no había nada que investigar porque no había ningún indicio que condujera a ETA y sigue afirmando lo mismo. Por su parte, el juez Garzón dijo solemnemente ante la Comisión que etarras e islamistas son como el agua y el aceite, que nunca se mezclan. Sin embargo, en estos momentos ya no se puede sostener que en las cárceles "ni se miran", como se nos hizo creer en un principio. He preparado un informe recapitulativo de los principales "datos" que poseemos en torno a la conexión entre el islamismo integrista y ETA. Lo pondré a disposición de Libertad Digital para que pueda ofrecerlo a sus lectores. En resumen, ni afirmo ni niego. Simplemente digo que hay que investigar.

Tiene razón del Burgo, aún nada se puede probar. Pero por lo que hoy sabemos, nadie con un mínimo de sentido común y de decencia podría impedir que se investigase la más que posible colaboración de ETA con los asesinos. Y lo que es incluso más terrible, nadie bien intencionado y en su sano juicio, podría negarse a preguntar por qué se dejó volar la cometa asesina. Es cierto que queda mucho –casi todo- por saber. Pero más tarde o más pronto se sabrá. Son muchos los muertos.

P: ¿Tiene usted información sobre el desarrollo de la investigación judicial que lleva a cabo el juez Del Olmo? Después del tema del cuestionario a Zouhier, a los que nos cuesta confiar en la justicia española nos quedan pocas esperanzas de que llegue a saberse lo que paso realmente el 11-M.

R: No es comprensible lo que ha ocurrido con el famoso cuestionario. Los intentos de linchamiento de que he sido objeto han tratado de impedir que se hable de las revelaciones de Zouhier. Puede que sea un mentiroso compulsivo, pero muchas de sus revelaciones han sido refrendadas por quienes controlaban su labor como confidente de la Guardia Civil. En cualquier caso, resulta inaudito que el Juez haya decidido conservar el manuscrito en sobre cerrado, después de afirmar que podría contener información importante para la investigación. Zouhier ha pedido declarar ante el Juez para ratificarse en el contenido de su manuscrito y hasta el momento su petición no ha sido atendida. Aprovecho para decir que no vulneré el reglamento penitenciario, ni quebranté ninguno de los derechos fundamentales del acusado de facilitar el encuentro entre los vendedores de la dinamita y los llamados "moritos" de Lavapiés (expresión utilizada en informes policiales). Ocurre que las últimas investigaciones extrajudiciales demostrarían que los islamistas ya conocían a Toro y compañía con anterioridad a las denuncias de Zouhier contra los asturianos.

El confidente Zouhier no es precisamente un mentiroso compulsivo. Fue un brillantísimo colaborador de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Su comparecencia en la Comisión de Investigación es imprescindible para conocer si advirtió o no a sus controladores de lo que se preparaba. Cuanto más se esfuerce el PSOE en silenciar a Zouhier, más serán los que sospechen que Zapatero, Alonso y Rubalcaba quieren impedir que se conozca algo que tal vez ellos mismos ignoren pero que no deja de asustarles.

En cualquier caso, nos les va a resultar fácil que nos olvidemos de asunto tan siniestro. Ya no somos pocos los que exigimos responsabilidades. Según elsemanaldigital.com, "la Unión Profesional de Guardias Civiles ha reclamado la depuración de responsabilidades entre los mandos de la Benemérita por las contradicciones observadas en la Comisión del 11-M”.

Y es que tiene razón Jaime Ignacio del Burgo. Sólo la verdad nos hará libres.

Encuesta


©