Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

Pilar Manjón. No olviden este nombre. Dará mucho que hablar

Asturias Liberal, 2004-12-11

La comisión que investiga, es sólo una manera de hablar, la masacre de Madrid, se reunirá el lunes -después de que Zapatero nos cuente lo mucho que dice que sabe- para concretar quién representará a las víctimas ante sus señorías. Al Partido Popular le quieren meter otro gol de penalti injusto. A juicio de Pilar Manjón: “A su hijo no le ha matado ni una raza ni una religión. Lo ha matado el odio asesino que han sido capaces de inculcar en corazones mesiánicos, Aznar y el trío de Las Azores…” Ahora quieren evitar su comparecencia, pero en un principio, el Partido Popular aceptó –no son más tontos porque no ensayan lo suficiente- que fuera esta buena mujer quien compareciera en la Comisión del 11-M.

No existe mayor mal que el de perder a un hijo. Entendemos el dolor de Pilar Manjón. Ha de estar soportando un calvario. El peor de los sufrimientos. Y nada ni nadie podrá consolarla jamás. Pero precisamente por ello, sentimos que desde su inmenso dolor se sume al carro de la infamia. No es a ella a quien le corresponde representar a las víctimas de la matanza de Madrid. La Asociación que dice encarnar está profundamente dividida. No todos comparten su criterio.

En cualquier caso, lo cierto es que el Partido Popular ni se entera ni parece que se vaya a enterar jamás. En sus propias narices está naciendo un movimiento que quiere parecerse al que crearon las madres de los argentinos desaparecidos. A la derecha española le culparán durante muchos años de los crímenes de marzo. Si Pilar Manjón comparece en el Parlamento habrá dado el primer paso para convertirse en líder de la infamia eterna que sufrirá la derecha española. Rosa Aguilar ya ha advertido de que la VII Asamblea de Izquierda Unida está a la espera de recibir un mensaje de apoyo de esta pobre mujer.

Y es que muy probablemente el Partido Popular no podrá escapar de la enésima trampa que le espera a la vuelta de la esquina. ¿Por qué no convoca una manifestación exigiendo que no se cierre la Comisión de investigación? La próxima semana saldremos de dudas, pero mucho nos tememos que no podrá evitar la nueva encerrona que ideó Rubalcaba. Los supuestos líderes de la derecha tienen lo que se merecen por no defender a los miles de votantes a los que personas que piensan como Manjón acusan cada mañana de votar a asesinos. Ni Rajoy, ni Acebes, ni Zaplana, tienen que convivir con compañeros de trabajo que les culpan de la masacre. Tal vez por eso se muestran tan torpes y tan vagos a la hora de trabajar en defensa de sus electores.

¿Quién reunió en el piso de Leganés a los supuestos suicidas? ¿Qué fue del coronel Hernando? ¿Por qué nadie pide que Rafael Vera comparezca en la Comisión de investigación después de haber sido el primero que se ofreció a ello? ¿Quién profanó la tumba del GEO? ¿Quién robó las llaves de la furgoneta de Alcalá ochos meses antes de la masacre? ¿Son los hermanos Toro agentes del CNI? ¿A quién se le escapó la cometa asesina? ¿Se escapó o la dejaron volar tan alto a conciencia? Son sólo algunas de las muchas preguntas que el lunes le haríamos a Zapatero.

No dice que “sabe”, pues, si “sabe”, que cuente. Pero no lo hará. No puede. No es cierto, no “sabe”. Teme saber. Le sobran motivos. En cualquier caso, se irá de rositas y con las cámaras de televisión a su servicio. Si de aquí al miércoles el diario El Mundo no lo remedia, Bambi -ahora rey de la selva- y Pilar Manjón –nueva estrella mediática- cerrarán el engendro controlado por los que tanto odian a José María Aznar. No otra cosa merece un grupo político que no ha sido capaz de defender a sus votantes.

Encuesta


©