Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

A Alonso le desaparecen los informes

Asturias Liberal, 2005-01-29

Según informa hoy –sábado 29 de enero- el diario ABC, al ministro del Interior se le esfuman muy a tiempo importantes documentos y sus policías se sienten instrumentalizados políticamente a favor del sectarismo y la patraña. Y es que se ha “evaporado” un primer informe –luego quisieron inventarse otro- de la Brigada de Información de Madrid, en el que se estimaba que sólo 300 personas asistirían a la última convocatoria de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

El fiasco a la hora de prever el innegable éxito de la manifestación –confundieron sus deseos con la realidad- fue el pretexto del que se sirvió el responsable de la Brigada madrileña para intentar cesar al inspector que también se negó a detener, por falta de pruebas, a los dos cargos del PP imputados por no agredir al ministro de Defensa. La destitución se hubiera producido de no llegar a intervenir Miguel Ángel Fernández Rancaño, Jefe Superior de Policía de Madrid.

Ya les advertimos en otro artículo que al Gobierno le sorprendió el éxito de la manifestación que se celebró el sábado 22 de enero y que tal vez eso explique que Bono decidiera en el último momento sumarse a la convocatoria. De otro modo no se entiende que pusiera en peligro su propia seguridad y la de las al menos 35.000 personas que no quieren que se negocie con los verdugos de las casi mil víctimas de ETA.

En cualquier caso, ya nos hemos ocupado de la irresponsabilidad y de la provocación del ministro de Defensa, lo que ahora nos llama la atención es la movida que se está viviendo en el negociado de Alonso. Si es cierto lo que hoy publica el periódico madrileño -y todo parece indicar que lo es- se ha pretendido poner a la Policía de Madrid al servicio del Gobierno y en contra de la Oposición y de las víctimas del terrorismo etarra.

Si ya se esfuman documentos que perjudican al ejecutivo socialista, ¿qué podemos esperar que ocurra con todo lo que rodea al 11-M? Pásmense ustedes, según el ABC, “agentes de la Brigada de Información de Madrid habrían recibido órdenes de redactar, con posterioridad a la manifestación, un documento en el que constara que la previsión de asistentes la manifestación del sábado superaba las 3.000 personas.” ¿Ocurrió lo mismo cuando se investigaron los crímenes de marzo? ¿También se redactaron informes a la carta?

Ya se demora en dimitir José Antonio Alonso si no puede refutar con urgencia y punto por punto todo lo que hoy asegura el diario madrileño. Se supone que las fuerzas del orden no están para servir a un partido político, perseguir a la Oposición, inventarse informes y hacer desaparecer los auténticos. El fiscal general del Estado ya tendría que estar investigando lo sucedido en Madrid. Pero mucho me temo que va a ser que no.

Encuesta


©