Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

¿Quién ha sido?

Asturias Liberal, 2005-03-09

Fernando Múgica publicó ayer –martes 8 de marzo- en el diario El Mundo una nueva entrega de la serie “Los agujeros negros del 11-M”. Si todavía no han leído el último trabajo del periodista que más que más y mejor ha investigado la masacre de Madrid, corran a un quiosco que aún conserve los diarios de ayer o pídanselo a un amigo que lo haya comprado.

Lo que nos contó Múgica nos parece de una gravedad extrema. Jamás entenderemos por qué el ministro del Interior no lo cita en su despacho. Si Múgica miente está creando una injustificada alarma social, pero si como estoy convencido dice la verdad, son legión los que están obligados a explicarnos muchas cosas.

Para que no se olvide y por su enorme interés, voy a intentar reproducir aquí las más importantes sombras que ayer nos reveló Fernando. Sólo al final de este comentario encontrarán mis preguntas. Más que a agujeros negros, Múgica nos invita a entrar en el infierno. Por favor, lean:

- “En las propias conclusiones policiales se lee con absoluta claridad: “No se puede afirmar el tipo de dinamita que explosionó en los trenes”. Los componentes encontrados no son suficientes para confirmar que fuera Goma 2. En definitiva, a pesar de la desenfrenada polémica que ello suscitó, un año más tarde de los atentados, no puede concretarse el tipo de dinamita que provocó la matanza”.

- “Existen incluso expertos que aseguran que los daños estructurales en los trenes no se corresponden con una explosión provocada por dinamita si no está reforzada con otros materiales como, por ejemplo, la nitroglicerina en forma de gelatina. Sin embargo, hay una cosa clara: el material explosivo que se encontró en la Comisaría de Vallecas, en la furgoneta de Alcalá de Henares, el artefacto encontrado en las vías del AVE y la dinamita hallada en el piso de Leganés, eran Goma 2”.

- “No obstante, entre los propios miembros de de la Unidad Central de Información de la Guardia Civil (UCIE) se extiende cada vez más el convencimiento de que 10 Kilogramos de dinamita, sea Goma 2º o Titadyne, no hubieran roto por sí solos la estructura de la base de los vagones, ni hubiera abierto los mismos como si se hubiera utilizado un abrelatas”.

- “Hay que subrayar que las pequeñas porciones de dinamita halladas en la furgoneta de Alcalá -que no fue forzada y cuyas llaves se robaron ocho meses antes del 11-M- aparecieron por la tarde en el complejo policial de Canillas horas después de que un perro especializado de la Comisaría de Alcalá no encontrara rastros de explosivos en el mismo vehículo”.

- “En definitiva, seguir la pista de la Goma 2 sólo puede conducir a la dinamita que no explosionó, precisamente a la que condujo a las tarjetas de los teléfonos móviles de los islamistas detenidos y la que se llevó por delante a siete de los implicados, después de que los Geo iniciaran un asalto en contra de su propia opinión”.

- “La información de que la Goma 2 encontrada salió necesariamente de Mina Conchita es inaceptable. Todo parte de un dato policial que ya en su día pusieron en duda los expertos de la Guardia Civil encargados por el juez Del Olmo de averiguar la procedencia del explosivo. La policía les comunicó que habían encontrado un gran número de envoltorios de Goma 2 entre los restos del piso de Leganés. Así figura en los informes desclasificados por el juez a pesar de que no consta en los listados de las pruebas policiales recogidas por la Policía Científica y los Tedax”.

- Los oficiales de la Guardia Civil que recibieron de cargos policiales los detalles sobre cómo habían hallado esos envoltorios no se creyeron la versión”.

- “Los guardias civiles afirmaron más tarde ante sus compañeros que les dio la sensación de que estaban mintiendo”.

- “Sin las numeraciones de esos cartuchos, nunca se hubiera podido relacionar con Mina Conchita la dinamita que explosionó en los trenes”.

- “Un estudio riguroso de las numeraciones nos lleva, sin embargo, a algo muy sorprendente. Sólo una mínima parte de la dinamita fabricada con los números de lote que figuran en esos envoltorios conducen a esa mina”.

- “Produce sorpresa el hecho de que se encontraran los papeles tan íntegros –excepto 215- como para leerse en ellos la numeración que corresponde a sus lotes de fabricación después de la destrucción del piso con veinte kilos de explosivos”.

- Lo más preocupante del caso es que completas o incompletas, las numeraciones encontradas en los envoltorios no llevan necesariamente a la asturiana Mina Conchita, como se repitió do hasta la saciedad”.

- “No sé de dónde han podido sacar la conclusión de que los explosivos de los atentados salieron de Mina Conchita. Si revisas los informes con atención, te das cuenta de que todo está prendido por alfileres. No tienen ninguna certeza y se han escogido palabras ambiguas deliberadamente para que cuadren los escritos presentados al juez. Tenían marcados unos culpables de antemano y los informes debían contribuir a navegar en esa dirección”.

- “El que así habla es un veterano investigador, precisamente experto en el control de explosivos”.

- “Los propietarios de Mina Conchita creen imposible que el encargado Emilio Llano estuviera de acuerdo con Trashorras para llevar a cabo el robo, porque había recomendado que no se le renovara el contrato, “decía que era un desastre” y “no lo podía ni ver”.

- El “Gitano” –menor ya condenado por su participación en la matanza- declaró al juez que un ciudadano español estuvo presente en el garaje de Trashorras durante el trasvase de la dinamita al vehículo de “El Chino”. Nadie ha hecho nada por identificar a este individuo”.

Después de leer lo que hemos compartido con ustedes, sólo podemos estremecernos y preguntar:

¿Los hoy muertos y detenidos por su presunta participación en la masacre fueron realmente los autores de la matanza?

¿Por qué no estalló la mochila que apareció en la Comisaría de Vallecas?

¿Por qué los GEO asaltaron el piso de Leganés sin observar sus propios protocolos de actuación?

¿Quién profanó la tumba del Geo que murió en el asalto?

¿Quién robó ocho meses antes del 11-M las llaves de la furgoneta que tan a tiempo apareció en Alcalá?

¿Por qué los perros no encontraron en ella lo que horas más tarde encontró la Policía Científica?

¿Por qué después de haberse encontrado la famosa furgoneta no huyeron los ahora detenidos?

¿Por qué ninguno de ellos ha confesado su participación en el 11-M?

¿No será que no fueron ellos?

¿Acaso preparaban otro atentado y les culparon de lo que no hicieron?

¿Por qué no había suicidas en los trenes?

¿Por qué si volaron con éxito varios vagones resultaron tan chapuceros a la hora de atentar contra el AVE?

¿Fueron los mismos?

O como muy bien se pregunta Múgica: “¿Tenían marcados unos culpables de antemano y los informes debían contribuir a navegar en esa dirección?”

¿Quién es el español del que habla el Gitanillo?

¿Qué contenía las mochilas que estallaron? ¿Sólo Goma 2?

¿Quién las fabricó?

Y por último, la eterna pregunta: ¿Quién ha sido?

Encuesta


©