Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

¿Qué le quita el sueño a Bambi?

España Liberal, 2005-05-06

La Comisión que jamás investigó la matanza de Madrid ha decidido-con el voto en contra de Partido Popular- concluir definitivamente la fase de comparecencias. El pleno del Congreso debatirá el 30 de junio las conclusiones a las que lleguen sus señorías. Los grupos dispondrán de plazo hasta el 8 de junio para presentar sus propuestas, con el objetivo de que el día 22 –en sesión pública- se pueda aprobar su doctrina y el pleno pueda “debatirla” y votarla el día 30.

Está claro. Algo sabe Zapatero. Algo teme. Ya no podrá negarlo. No podrá volver atrás. Los socialistas han podido cometer hoy lo que se convertirá en el peor error en el que cayeron jamás. Del 11-M no conocemos nada con certeza. Nada está claro. Podrán cerrar la Comisión, podrán burlarse de sí mismos y de todos los españoles, podrán desplegar todas las cortinas de humo que consideren que pueden servirles para intentar que no se hable de la matanza; pero jamás después de hoy, podrán evitar que sobre ellos caiga la terrible sospecha de que no quisieron ayudarnos a saber qué les llevó a donde están.

Lo hemos dicho muchas veces. Una sociedad que se resigna a no saber qué hay detrás del más salvaje atentado que ha sufrido, es una sociedad enferma que no merece vivir en libertad. La enfermedad no la sufre sólo una izquierda -tan sectaria como cobarde- que se arrodilla ante los terroristas. Es también patrimonio de una derecha incapaz de servir a la verdad convocando a sus cientos de miles de militantes a que pregunten por ella en la calle.

En cualquier caso, se equivoca Rodríguez Bambi si confía en que con el paso del tiempo nos vamos a olvidar del terrible suceso que tanto le benefició. Algunos periodistas seguiremos investigando, o, al menos, recordando lo que otros –con más medios y más talento- puedan investigar. No olvidaremos. Por muchas comisiones que cierre Rubalcaba, las preguntas no desaparecerán de nuestra conciencia y de la de los pocos o muchos españoles que cavilen que algo no sucedió de la manera en la que se lo han contado. El asunto del 11-M no ha hecho más que empezar. Al tiempo.

Encuesta


©