Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

¿Teme el PSOE que se conozca la verdad?

Asturias Liberal, 2004-07-15

Cuando creíamos agotada nuestra capacidad de sorpresa, el martes 6 de julio, leímos en el diario El Mundo una información que a nuestro juicio es la más aterradora de todas -y han sido muchas y terribles- las que ya se han publicado sobre la masacre del 11-M. Ya no hay vuelta atrás. O mienten Antonio Rubio y Pedro J. Ramírez, o mienten el ministro Alonso, Instituciones Penitenciarias y el director de la Guardia Civil. No cabe otra.

Según el rotativo madrileño: “Guardias civiles piden a Zouhier que no hable ante la comisión del 11-M. Tres agentes de la Unidad Central Operativa (UCO), incluido el oficial que le controlaba como confidente, le presionaron en la cárcel el penúltimo fin de mayo”. “Tú eres de los nuestros y te vamos a sacar de aquí, pero no tienes que hablar con nadie de los explosivos, ni con la Comisión, ni con la prensa, ni con tu abogado”, le dijeron.

¡Tremendo! ¿Verdad? Acojonante de ser cierto. Pero ahí no acaba la cosa. Hay más. Mercedes Gallizo, directora de Instituciones Penitenciarias, lo niega. Asegura que ningún agente de la GC visitó en prisión al confidente que con nuestra pasta compró la primera muestra de dinamita. ¿Quién miente entonces? Pedro J. Ramírez mantuvo el jueves en la COPE la versión de su periódico. Sin embargo, el desmentido de Instituciones Penitenciarias habla sólo de dos días en concreto, y el PSOE, hasta el día de hoy, se niega a aceptar la comparecencia de los confidentes en la Comisión de Investigación.

En otro artículo nos ocuparemos de las andanzas del portero, de las del diputado socialista Martínez Sanjuán y de las de Telesforo Rubio, Comisario General de Información. Todo lo que les rodea serviría para escribir una mala comedia. Sin embargo, comparado con la información que hemos reseñado, no pasaría de ser una anécdota. No se dispersen. Antes de seguir preguntando, tenemos que saber si es cierto que tres guardias civiles presionaron a un testigo de cargo.

Si Pedro J. Ramírez miente o se equivoca, tendrá que asumir su responsabilidad. Pero si el que miente es el Ministro del Interior, Zapatero ha de destituirlo. Hasta el día de hoy, los familiares de las víctimas del 11-M no preguntan quién les destrozó la vida, pero no callarán por mucho más tiempo.

Aún no sabemos porqué, pero lo cierto es que el PSOE y el Grupo PRISA están dando muestras de un nerviosismo cuando menos exagerado. Tiene razón Federico Jiménez Losantos. Es como si trataran de ocultar algo que ni ellos mismos conocen.

Encuesta


©