Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

Sopena y el plural, condenados

Comunicado de la AVT, 13 de marzo de 2008

EL PERIODISTA ENRIC SOPENA, DIRECTOR DE “ELPLURAL.COM”, ES CONDENADO POR INTROMISIÓN ILEGÍTIMA EN EL DERECHO AL HONOR DE LA AVT

La sentencia también condena a los periodistas José María Garrido y Pascual Mogica y al propio periódico digital.

Madrid, 13 de marzo de 2008.- Tras la demanda presentada por la Asociación Víctimas del Terrorismo contra los hechos contenidos en cinco reportajes publicados en la página web www.elplural.com, el Juzgado de Primera Instancia número 44 de Madrid ha condenado al periodista Enric Sopena por intromisión ilegítima en el derecho al honor de la AVT.

La sentencia condena a Sopena y a la entidad “Corporate Communicator S.L. “ (El Plural.com Periódico Digital) a indemnizar a la AVT por los daños morales que le ha causado. También tendrán que indemnizar a la asociación mayoritaria de víctimas José María Garrido y Pascual Mogica, que firman alguno de los mencionados reportajes.

La sentencia también condena a la entidad “Corporate Communicator S.L.” a que publique el texto íntegro de la misma, en el número inmediatamente posterior a la fecha en que adquiera firmeza la resolución judicial que se dicte, en iguales condiciones que los reportajes que motivaron el pleito. Además, dicha entidad debe suprimir toda la información aparecida en los cinco reportajes y que han sido objeto de la demanda.

Los condenados afirmaban hechos sin demostrar su veracidad o contrastarlos adecuadamente e incurren en falsedades muy graves. Estas son algunas de las mentiras recogidas en los reportajes: que la AVT cobra a las viudas o facturaba a las víctimas; que el presidente de la AVT cobra 6.000 euros al mes en dietas y que su esposa percibe, como responsable del departamento jurídico, 3.000 euros mensuales. Pues bien, lógicamente, la AVT no cobra a las viudas ni factura a las víctimas; ni su presidente ni ningún miembro de la Junta Directiva cobra un sólo euro por su dedicación a la AVT, absolutamente altruista; y la esposa del presidente no está contratada por la asociación, no es responsable de ningún departamento, ni ha cobrado un solo euro de la AVT.

Esta sentencia es la primera consecuencia de las acciones judiciales que, por distintos motivos, ha tenido que emprender el equipo jurídico de la AVT durante estos años contra varios medios de comunicación, periodistas y otras personas. La AVT, su Junta Directiva y las miles de víctimas del terrorismo asociadas a ella, además de sufrir las consecuencias del diálogo entre el Gobierno y ETA, han tenido que soportar continuos ataques, descalificaciones o afirmaciones que faltaban a la verdad.

La AVT no puede permitir que nadie desprestigie su nombre ni la meritoria labor que realiza y no se cansará de defender la memoria, la dignidad y la justicia que merecen todas las víctimas del terrorismo. Por este motivo, la AVT, que siempre ha confiado en el Estado de Derecho, emprenderá las acciones judiciales que sean necesarias.

Encuesta


©