Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

Fin de la Dictadura y gobierno Berenguer

ABC, 29 de enero de 1930

La crisis total. Nota del Consejo de ministros

«El Consejo de ministros ha conocido las razones personales y de salud que su presidente ha expuesto como motivo irrevocable para presentar su dimisión a S.M. el Rey, y, comprendiendo diáfanamente que la dimisión del presidente envuelve la de los ministros, le han rogado éstos que presente la de todos a su Majestad.»

Nota del Presidente

«Su Majestad ha admitido mi dimisión y la de los ministros, teniendo para todos frases de la mayor benevolencia y elogio, y ordenándome que haga saber a todos sus deseos, así como a los funcionarios y Corporaciones, de que sigan desempeñando todos sus cargos y funciones hasta que se constituya nuevo Gobierno y éste dicte normas para el caso. Hago mío este deseo de Su Majestad, y espero que todos los que, ajenos a la política, han colaborado con la Dictadura, seguirán en sus puestos mientras el nuevo Gobierno no disponga otra cosa. Esta noche o mañana daré una nota oficiosa, «mi última nota oficiosa», en que explique las razones de la crisis y me despida del país y del ejército. Por lo demás, para dar el ejemplo, esperaré en mi puesto hasta que se presente el nuevo presidente a sustituirme.»

Leer más...

La iniciativa de las consultas es exclusivamente del general Primo de Rivera, advierte éste

La Nación, 27 de enero de 1930

Ni es acuerdo de Gobierno ni la conoció el Rey

-La nota oficiosa -le dijo el repórter- aparecida en la Prensa de esta mañana ha producido gran emoción, más porque la gente no sabe si es acuerdo de Gobierno o iniciativa de su Presidente.

-Ni es acuerdo de Gobierno, que ni siquiera ha conocido la nota hasta leerla en la Prensa, ni menos, naturalmente, S.M. el Rey, ni tampoco iniciativa del presidente del Consejo, sino del general Primo de Rivera, que cree conveniente, aunque no indispensable en opinión de muchos, recabar la ratificación de confianza del Ejército y la Marina ante la existecia innegable de hechos que pudieran presentarla en duda y como resultado de la intensa campaña de insidias que viene haciéndose. Así, pues, soy sólo yo el que, aparte la confianza con que me honra Su Majestad, necesita saber si sigo teniendo abierto el amplio crédito de ella que los institutos armados me abrieron el 13 de septiembre del 23, porque si estoy equivocado en este punto, si secuestro o suplanto una confianza que no existe, no debo seguir gobernando.

Leer más...

El general Primo de Rivera pregunta a las fuerzas armadas si cuenta todavía con su confianza

Aunque España entera conoce ya la trascendental nota oficiosa que el Jefe del Gobierno redactó en la madrugada de ayer, y a la que nos referimos en los comentarios e información que el sensacional acto justifica, no queremos que tan histórico documento deje de tener en estas columnas el debido relieve. Dice así:

«Cuando, al final de la jornada de ayer, tras diez horas de incesante trabajo, ajeno por completo a chismorreos y menudencias, he recibido a los informadores de Prensa, me ha sido dado conocer la intensidad con que se han cotizado en los mentideros.

»Es enojoso salir al paso de tanta miseria; pero no hay otro remedio para tranquilizar a los cuitados, ya que no sirva la rectificación para acallar a los inventores, acogedores y propaladores de especies alarmistas.

Leer más...

1930

Madrid, primavera 1963. Fernando Díaz Plaja

... El golpe mortal se lo darán (refiriéndose a Miguel Primo de Rivera), sin embargo, los intelectuales, con los que ni siquiera tuvo la fugaz luna de miel que le unió a grupos tan ajenos como socialistas y regionalistas catalanes. El destierro de Unamuno y las restricciones al Ateneo de Madrid, ya en 1924, son las primeras etapas de una lucha que verá en la oposición de Ortega y Gasset y a Marañón y que, en fin, llegará a la violencia física con los estudiantes universitarios.

Leer más...

Constitución de la Segunda República

España, en uso de su soberanía, y representada por las Cortes Constituyentes, decreta y sanciona esta Constitución:

TITULO PRELIMINAR

Disposiciones generales

Art. 1.º España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia.

Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo.

La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones.

La bandera de la República española es roja, amarilla y morada.

Encuesta


©