Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

Castellanos y catalanes, una fiesta de hermandad de 1930

Víctor Manuel Arbeloa - Tiempo de Historia

El 23 de marzo de 1930, los intelectuales catalanes agasajaron en Barcelona a "una representación de aquellos que en los días de persecución y negación patentizaron su simpatía hacia nuestro esfuerzo cultural, nuestra lengua y nuestro espíritu". He aquí cómo se recibió en la plaza de San Jaime a dicha representación.

Al caer la Dictadura, el clima de concordia era más propicio que nunca. Una lucha común contra el régimen de Primo de Rivera y una esperanza, también común, en el futuro democrático de España hacían más fácil el entendimiento y más dispuesta la voluntad en torno al problema de la libertad de los diferentes pueblos hispanos.

El complejo Sindicalista. ¿Por qué hay tantas huelgas?

Luis Araquistain - El Sol, 21 de julio de 1931

¿Qué motivos hay en el fondo de esta erupción de huelgas que le ha brotado a la República española, o, si quiere Unamuno, a la España republicana? Este exantema huelguístico es lo que no acaba de explicarse el observador extranjero, pues si los sindicalistas de la Confederación Nacional del Trabajo abominan, como dicen, tanto de la Monarquía como del comunismo, ¿qué se proponen perturbando directamente la sociedad e indirectamente el Estado republicano? Contestemos a la pregunta inicial, y con ello quedarán contestadas todas las que se relacionen con el sindicalismo español. Los motivos son muchos.

Leer más...

Discurso en el Teatro de la Comedia Madrid

Melquiades Alvarez - Gráfica Mundial, 13 de mayo de 1933

Debemos apoyar con entusiasmo a la República

Acabáis de oír, señoras y señores, las conclusiones formuladas en la Asamblea, en la cual el partido Republicano Liberal Demócrata ha dado una prueba espléndida de su vigor y de su prestigio. En esa Asamblea se han discutido, casi con carácter provisional, las bases de una nueva organización. Se abrió, por exigencias del momento, el que pudiéramos llamar cuadro de defensa del Partido, para facilitar el ingreso del elemento femenino, que tiene una gran importancia en la vida política actual, porque es probable que de su decisión y de su voto dependa el porvenir de la República española.

Manifiesto contra la extrema derecha e izquierda

Niceto Alcalá Zamora - El Sol, 12 de mayo de 1931

«El Gobierno de la República, desde el primer instante de su advenimiento, ha querido comunicar con el país, enterándole de las noticias gratas y de los hechos adversos, de los motivos de satisfacción y de aquellos que hondamente le apenan.

»El día de hoy, continuación de la jornada de ayer, el Gobierno lo lamenta, y está dispuesto a reprimir y a impedir la continuación de los sucesos. En la unanimidad esencial y completa del Gobierno, que representa diversas tendencias, no hay la menor diferenciación para condenar los hechos ocurridos; hoy, igual que los creyentes, los deploran, los condenan, los ministros que en la plena libertad espiritual que caracteriza y proclama este Gobierno tienen otra representación. Los hechos ocurridos hoy no son ni privativos de régimen republicano ni desconocidos en la Historia de España.

Leer más...

Editoriales y chistes en periódicos de la época

Diario El Mundo - El Mundo

PRIMER AÑO DE LA REPUBLICA: DE LA ILUSION AL DESENCANTO

La República fue recibida en España con espectaculares muestras de entusiasmo. Los ciudadanos expresaban en las calles su alegría y proclamaban su esperanza en el cambio de régimen, mientras el rey Alfonso XIII abandonaba el país. De esa euforia quedó huella abundante en los periódicos, que saludaron a la República incluso con grandes exclamaciones en su primera página. No obstante, pronto empezaron a alumbrar problemas. Las quemas de conventos fueron una seria causa de inquietud. La Agrupación al Servicio de la República condenó ese «fetichismo primitivo o criminal». El año, que tan estimulante había empezado, terminaba con la promulgación de la ley de Defensa de la República, que acabó siendo tomada como un peligro para el sistema. La ley imponía límites a la libertad de expresión, tras haberse ganado una batalla a la censura. De ello quedó muestra en los diarios. (Los títulos son resumen del texto, no los originales). Fue entonces cuando Ortega escribió su «¡no es eso, no es eso!»

Encuesta


©