Federico Jiménez Losantos

Intelectuales Segunda República

Víctor LLano

La Navaja de Ockham

Servicios

Noticas en directo

El gobierno Berenguer, al dimitir, aconseja y obtiene el aplazamiento indefinido de las elecciones a diputados a Cortes

Gaceta de Madrid, 1 de febrero de 1931

«EXPOSICION.- Señor: Habiendo presentado la dimisión el Gobierno que presido, y siendo evidente que la resolución de la crisis puede influir en la anunciada convocatoria de Cortes, no parece aconsejable que el Gobierno que ahora cesa deje en pie en la integridad el acuerdo en tal sentido recabado, y que como prueba de honrosa confianza obtuviera de V.M., ni cree oportuno comprometer en materia tan delicada el porvenir de quien haya de sustituirle. Comoquiera que mañana ha de empezar con la designación de adjuntos prescrita en el artículo 36 de la ley de 8 de agosto de 1907 la serie de operaciones que constituyen el período activo de la elección, resulta obligado ordenar sin pérdida de momento que se aplacen dichos actos. Fundado en tales consideraciones, y de acuerdo con el Consejo de ministros, me honro en proponer a Vuestra Majestad el adjunto proyecto de Decreto. Madrid, 14 de febrero de 1931. Señor: A.L.R.P. de V.M.- Dámaso Berenguer Fusté.

Leer más...

Se convocan las elecciones a Cortes y se restablecen las garantías constitucionales (libertad de prensa, asociación, palabra, etc.)

ABC, 10 de febrero de 1931

La convocatoria de las Cortes

«EXPOSICION.- Señor: Propósito firme, que el Gobierno actual se impuso desde su formación, fue el de llegar a constituir un parlamento que, enlazando con las Cortes anteriores a la última etapa, restableciera en su plenitud el funcionamiento de las fuerzas co-soberanas que son eje de la Constitución de la Monarquía española.

Y tanta trascendencia atribuye el Gobierno a esta labor, que al llegar el momento en que la obligada rectificación del Censo, le permite convocar al parlamento, no ha regateado medio ni escatimado garantía para que el sufragio se pueda manifestar en toda su pureza sin influjo que lo deforme ni corruptelas que lo falseen.

Leer más...

Un manifiesto dirigido a intelectuales y firmado por tres escritores de gran prestigio. Marañón, Pérez de Ayala y Ortega y Gasset crean la Agrupación al Servicio de la República

El Sol, 10 de febrero de 1931

«Cuando la historia de un pueblo fluye dentro de su normalidad cotidiana, parece lícito que cada cual viva atento sólo a su oficio y entregado a su vocación. Pero cuando llegan tiempos de crisis profunda, en que, rota o caduca toda normalidad, van a decidirse los nuevos destinos nacionales, es obligatorio para todos salir de su profesión y ponerse sin reservas al servicio de la necesidad pública. Es tan notorio, tan evidente, hallarse hoy España en una situación extrema de esta índole, que estorbaría encarecerlo con procedimientos de inoportuna grandilocuencia. En los meses, casi diríamos en las semanas, que sobrevienen, tienen los españoles que tomar sobre sí, quieran o no, la responsabilidad de una de esas grandes decisiones colectivas en que los pueblos crean irrevocablemente su propio futuro. Esta convicción nos impulsa a dirigirnos hoy a nuestros conciudadanos, especialmente a los que se dedican a profesiones afines con las nuestras.

Leer más...

1931

La República llega a España debido especialmente a la desmoralización de las fuerzas monárquicas, que culmina en la jornada electoral del 12 de abril. Su principal problema será contener a las fuerzas aliadas, que quieren adelantar la solución de sus reivindicaciones, tal como Maciá, que por fin da marcha atrás en su proclamación del «Estado Catalán dentro de la República Federal», y la izquierda extrema CNT-FAI, que aprovecha la inauguración del Círculo Monárquico para quemar conventos en Madrid y otras ciudades de España, y se lanza a huelgas libertarias. Contra ellas y nostálgicos de la Monarquía especialmente se promulgará la Ley de Defensa de la República.

Leer más...

Manifiesto revolucionario de diciembre de 1930. La izquierda española define sus objetivos: «Venimos a meter a la Monarquía en los archivos de la Historia»

MIGUEL MAURA: Así cayó Alfonso XII. México, 1961, págs. 97 y

»¡Españoles! Surge de las entrañas sociales un profundo clamor popular que demanda justicia y un impulso que nos mueve a procurarla. Puestas sus esperanzas en la República, el pueblo está ya en medio de la calle. Para servirle hemos querido tramitar la demanda por los procedimientos de la ley, y se nos ha cerrado el camino: cuando pedíamos justicia, se nos arrebató la libertad; cuando hemos pedido libertad, se nos ha ofrecido una concesión, unas Cortes amañadas, como las que fueron barridas; resultantes de un sufragio falsificado, convocadas por un Gobierno de dictadura, instrumento de un Rey que ha violado la Constitución y realizadas con la colaboración de un caciquismo omnipotente.

Leer más...

Ortega y Gasset publica el artículo que se hará famoso por la «Delenda est Monarchia»

El Sol, 15 de noviembre de 1930

El error Berenguer

No, no es una errata. Es probable que en los libros futuros de historia de España se encuentre un capítulo con el mismo título que este artículo. El buen lector, que es el cauteloso y alerta, habrá advertido que en esa expresión el señor Berenguer no es el sujeto del error, sino el objeto. No se dice que el error sea de Berenguer, sino más bien lo contrario -que Berenguer es del error, que Berenguer es un error-. Son otros, pues, quienes lo han cometido y cometen; otros toda una porción de España, aunque, a mi juicio, no muy grande. Por ello trasciende ese error los límites de la equivocación individual y quedará inscrito en la historia de nuestro país.

Leer más...

Se intensifica la acción revolucionaria. El presidente del Consejo advierte a los capitanes generales de las regiones españolas

DAMASO BERENGUER: De la Dictadura a la República, pags, 229.

Mi querido general y amigo: Como resultado de investigaciones realizadas por la Dirección General de Seguridad, aparecen datos suficientes para tener el convencimiento de que los elementos directores del republicanismo están organizando un movimiento revolucionario, que si bien no ha de estallar inmediatamente -pues aún les falta mucha preparación-, no es aventurado asegurar que han de procurar producirlo antes de la fecha acordada para la celebración de las elecciones.

Leer más...

PACTO DE SAN SEBASTIAN

El Sol, 18 de agosto de 1930

Las izquierdas españolas firman lo que será llamado «Pacto de San Sebastián». Instauración de la República y autonomías regionales son los acuerdos más destacados.

San Sebastián, 18 (10 m.).- Ayer, a mediodía, acudieron al hotel de Londres representantes de los distintos partidos republicanos españoles y después de almorzar se reunieron en los locales de la Unión Republicana.

La reunión duró desde las cuatro hasta las cinco y media, y se distinguió por la coincidencia fundamental en las cuestiones autonómicas, electoral y revolucionaria.

Al terminar, los reunidos se negaron a hacer manifestaciones concretas, limitándose a referirse a la siguiente

Leer más...

El gobierno Berenguer disuelve la Asamblea Nacional creada por el régimen anterior

El Imperial, 16 de febrero de 1930

«Señor: La Asamblea Nacional que se organizara con arreglo al decreto-ley de 12 de septiembre de 1927, carece de toda misión en momentos, como los actuales, en que se aspira al restablecimiento de la normalidad constitucional del país, y en e que se estima que no existe para ello otro camino que el del funcionamiento de los Poderes ordinarios del Estado. Si razones obvias obligaron a admitir de antemano dimisiones que con reiteración hubo de presentar la Mesa de dicha Asamblea, cree el gobierno que hoy, sin precipitaciones ni demoras, es llegado el instante de poner término a la actuación del organismo consultivo expresado.

Leer más...

El gobierno Berenguer concede una amplia amnistía. «Obra de pacificación», la titula «El Imparcial»

El Imparcial, 7 de febrero de 1930

La Gaceta de hoy publica el siguiente decreto:

EXPOSICION.- Señor: Vivo siempre en el corazón del pueblo español el cariño a su Reina, vuestra augusta madre, al cumplirse el primer aniversario de su muerte, el Gobierno, de acuerdo con lo establecido en el artículo 54 de la Constitución, cree de su deber, interpretando el sentir nacional aconsejar a Vuestra Majestad haga uso del derecho de gracia que dicho precepto le atribuye, fundiendo por su ejercicio en sentimientos de cordialidad los espíritus que unidos siguen en un mismo dolor.

Con tal designio, el presidente que suscribe, de acuerdo con el Consejo de ministros, tiene el honor de someter a la sanción de Vuestra Majestad el siguiente proyecto de Real decreto-ley.

Madrid, 5 de febrero de 1930.- Señor: A.L.R.P. de V.M., Dámaso Berenguer Fusté.

REAL DECRETO-LEY.- A propuesta del presidente de Mi Consejo de ministros y de acuerdo con éste,

Vengo en decretar lo siguiente:

Leer más...

Encuesta


©